Paula

Paula era mi abuela.

Todos los años cuando era pequeña me iba al pueblo donde ella vivía a pasar mis tres meses de vacaciones escolares. Que buenos recuerdos y que feliz era!!

Viniendo de una gran ciudad como venía, para mi aquello era el paraiso. Un cambio radical. Podía jugar en la calle todo el día, mis abuelos no tenían tele, solo una radio. Tele si no recuerdo mal, solo había en el bar y alomejor en alguna casa de algun “rico del pueblo”.

Ni agua corriente. No es que ellos no tuvieran, es que no tenía nadie.Había que ir con cubos ( haciendo varios viajes ) a la fuente que había en la plaza del pueblo para coger el agua que serviría para lavar la ropa y fregar los platos ya que este agua, decían, no se podía beber porque tenía sanguijuelas. Para beber tenía unas tinajas, o había casas que tenían un aljibe, donde se recogía el agua de lluvia, que era la que bebiamos.


Tampoco había cuarto de baño, en aquella época alomejor solo una o dos casas en el pueblo lo tenían, y eso era un lujazo. Asi que había que ir a hacer tus necesidades al corral que estaba un poco apartadito de la casa y al cual a veces llegabas corriendo.


Todo esto que me viene a la memoria, y con lo que fui tan feliz, me parece impensable hoy en día. No han pasado tantos años y sin embargo no creo que a ningun niño de 12, 14 años a día de hoy le hiciera la misma gracia que me hacia a mi ir al corral por ejemplo.


La vida ha cambiado mucho ( ¿para mejor? ) , no voy a entrar a discutir eso, solo se que yo sigo yendo cada año al pueblo y todo es diferente...

Mis abuelos hace años que murieron y mis padres tambien. La casa se reformó y ahora es nueva, ( con su cuarto de baño y todo ajjajaj ) Las eras me parecen más pequeñas y los caminos más solitarios.

A veces me invade una profunda tristeza por los que ya no estan y a la vez una profunda alegría de saber que cada año puedo seguir yendo al lugar donde estan la mayor parte de mis raices. Y que mi madre y mis abuelos, que seguro que me ven, estaran felices de ver que yo soy feliz volviendo al sitio donde pase una buena parte de mi infancia.


Mi abuela, como la mayoría de abuelas de pueblo, era una maestra del reciclaje. No se si por necesidad o por vocación. No había nada a lo que no pudiera darle uso. Y mi abuelo un manitas que todo lo arreglaba. Vaya par!!
Entre las mil y una cosas que hacía: conservas, ganchillo, pan, reposteria, embutidos etc etc, tambien hacía JABON.


Durante años vi por la casa aquellos trozos irregulares y amarillentos con un olor maravilloso, que ejercían sobre mi una especie de atracción especial. Eran como imanes, me gustaba el tacto que tenían al cogerlos, y el olor y la suavidad que dejaban en mi ropa recien lavada.

Cada año cuando volvía era como si estuvieran allí esperándome. Habían trozos nuevos que compartían estancia con los más amarillentos y viejos. Pero todos tenían la misma suavidad y el mismo olor.


Sin embargo, nunca vi a mi abuela hacerlos y eso aun hacía que la atracción y el misterio hacia ellos fuera mayor.


Durante muchos años llevé esa imagen grabada en mi retina y pasaron muchos más hasta que me decidí a intentar hacerlo. Pregunté dentro de mi ignorancia a mucha gente como se hacía y unos me daban los ingredientes pero no las cantidades ni el tiempo que se tardaba en hacerlo. Otros me decían que si en frio, otros que si en caliente, otros que si primero la sosa y después el agua, otros que al revés etc. Me estaba volviendo loca.

Así que por fin me decidí a probar.

Y me quedó tan bien!!!

El mismo olor, el mismo color y sobre todo aquellos recuerdos...... Por fin me había quitado la espinita que llevaba clavada.


Desde esa “primera vez” deben de haber pasado 2 años y desde entonces en mi casa no se lava la ropa con otra cosa que no sea el jabón de mi abuela Paula. Este fin de semana he hecho un poquito. Aqui os dejo unas fotos.


Con el tiempo, la curiosidad me ha llevado a adentrarme en el mundo de los jabones. Así que he decidido dar un paso más y probar a elaborar jabones artesanales con diferentes ingredientes.

Despacito y poco a poco como hice la primera vez voy a empezar esta nueva andadura que me hace mucha ilusión y que se la dedico( como no) a mi abuela, a mi madre ( su hija ) y a Jose y Marina ( mi marido y mi hija ) que cada vez que les digo que tengo una idea....... pobres, jajaja.

Espero que compartais conmigo esta experiencia y que juntos aprendamos muchas cosas y enseñemos lo que sabemos.

martes, 29 de enero de 2013

Jabón de leche de almendras, avena y miel

No es que me haya vuelto una maniática de los jabones de leche de almendras, pero la verdad es que me habia sobrado del anterior jabón que hice y como comprendereis no esta la cosa para andar tirando nada así que la he aprovechado para hacer este que junto la avena y la miel tiene unas propiedades inigualables.

Ingredientes: Aceite de Oliva Virgen Extra, Aceite de Coco, Leche de Almendras, Salvado de Avena, Miel, Aceite esencial de Romero y Naranja. Ahh y un poquito de cacao puro que es el que le da el color marroncito de encima.


Como de las propiedades de la leche de almendras ya os hablé en el anterior jabón, os cuento del resto de ingredientes.

 Salvado de avena: El Salvado Avena es la cubierta exterior del grano del cereal que conserva gran parte de sus vitaminas y minerales. Gracias a su acción exfoliante elimina las células muertas de la epidermis dejando la piel más tersa y fina.

Miel: La Miel tiene propiedades curativas y convierte este jabón en ideal para los que tienen la piel dañada o con infecciones cutáneas ya que ayuda a reestructurar la piel y a reducir las cicatrices. Es ademas un tratamiento eficaz para combatir las arrugas ya que las vitaminas y minerales se absorben por la piel y regeneran los tejidos.
















Felicidad.....



Pasear por la playa con tu perra en un dia primaveral de sol y cielo azul como el de hoy, oyendo el sonido del romper de las olas ... que sensación de paz.... Y luego hay gente que busca la felicidad en tener más y mejores cosas que los demás. Cuando la felicidad está tan cerca..... y es tan simple como disfrutar de un dia soleado paseando a la orilla del mar.

jueves, 17 de enero de 2013

Jabón de leche de almendras dulces








Ingredientes: Aceite de Oliva Virgen Extra, Aceite de Coco, hidróxido de sodio, Leche de Almendras y Aceite de Esencial de Limón.


 En esta ocasión he sustituido el agua por leche de almendras que hace que el jabón tenga una textura suave y cremosa, además de aportar elasticidad a la piel. Aunque se puede utilizar en todo tipo de pieles,está recomendado para pieles sensibles y delicadas.

martes, 15 de enero de 2013

Jabón de limón

Pues sí, así sin más: jabón de limón, sencillito a la par que estupendo. Mmmm y lo bien que huele, en casa nos encanta!!!


 Ingredientes: Aceite de Oliva Virgen Extra, Aceite de Coco, hidróxido de sodio, Zumo de limón y Agua a partes iguales y Aceite Esencial de Romero

 Os dejo las propiedades cosmeticas del limón de las que ya os había hablado en otra ocasión.El limón es un buen aliado en rutinas de belleza. Es un efectivo astringente para el cutis, le da vigor a la piel, la renueva, ayuda a reducir los poros, rebajar la grasa, y disimular el aspecto de cansancio del cutis. Ayuda a difuminar las pecas, las manchas por la edad y es un buen remedio natural para combatir el acné.








jueves, 10 de enero de 2013

Guía para realizar jabones artesanales en frío

Muchas personas sienten curiosidad en saber como se elabora el jabón artesanalmente. Consultando entre los muchos maestr@s jaboner@s que hay en la red y que aportan toda su sabiduría y experiencia al aprendizaje de a los que aún nos queda mucho camino que recorrer en este mundo jabonil, he encontrado una excelente guía para realizar jabones artesanales en frio y le agradezco mucho a Sonia que me deje compartirlo aquí. Por cierto no dejeis de visitar su blog porque es una maravilla.


Os dejo el enlace: http://arboldeburbujas.blogspot.com.es/2011/11/guia-para-realizar-vuestros-jabones.html






Jabón de yogourt griego y virutas de jabón de chocolate

Ingredientes: Aceite de Oliva Virgen Extra, Aceite de Coco, Yogourt Natural Griego y Aceite Esencial de Naranja.

 Este jabón, pensado para la higiene íntima, es muy suave y cremoso. Ayuda a combatir algunos tipos de picores e infecciones vaginales gracias a las propiedades del yogourt que es un potente antibactericida.








lunes, 7 de enero de 2013

Regalos navideños

Este año casi todos los regalos a la familia han sido, como no,¡JABONES! Les han encantado, algunas no los querían ni abrir porque decían que les daba pena usarlos de lo bonitos que estaban envueltos. Me alegro mucho. La verdad es que tenía un montón hechos y ya me quedan muy poquitos. En cuanto pasen las fiestas y todo vuelva a la normalidad me tengo que poner a hacer como una loca jajaja.

Por cierto para aprovechar bien todas las propiedades que tienen cada uno de los jabones os recomiendo que al lavaros la cara o el cuerpo ( porque tambien son para la ducha ) os dejeis la espumilla unos minutos como si fuera una mascarilla y luego os aclareis. Ya vereis como notareis la diferencia.

Jabón de manzanilla

 Ingredientes: Aceite de Oliva Virgen Extra, Aceite de Coco, infusión de manzanilla, colorante de uso alimentario azul ( aunque una vez curado el jabón ha quedado lila ) y Aceite Esencial de Romero.



 Este jabón pensé que no me iba a quedar bien por muchos motivos. Primero: lo dividí en dos e intenté que la traza me quedara más líquida que otras veces porque pretendía ir echando poco a poco la parte con color sobre la otra y que se fuera fundiendo y haciendo formas de manera natural. Que pasó? Pues que luego no habia manera de que endureciera y casi paso una semana hasta que lo pude cortar. Tambien era la primera vez que usaba este molde y tampoco me gusto nada como quedaba al cortarlo, así que no lo he usado más.


 Por lo demás me gusta mucho el color que ha quedado por no hablar de las propiedades que tiene la manzanilla en cosmetica: suavizante, antiseptica, antiinflamatoria, cicatrizante y calmante.







miércoles, 2 de enero de 2013

Cestita para el cumpleaños de Anca

Esta es la cestita que preparé para el cumpleaños de Anca, una amiga a la que he conocido trabajando este verano. Una gran persona. Me hizo mucha ilusión prepararsela y le gustó mucho. Espero que tambien os guste a vosotros.


Está el proceso de llenado paso a paso.