Paula

Paula era mi abuela.

Todos los años cuando era pequeña me iba al pueblo donde ella vivía a pasar mis tres meses de vacaciones escolares. Que buenos recuerdos y que feliz era!!

Viniendo de una gran ciudad como venía, para mi aquello era el paraiso. Un cambio radical. Podía jugar en la calle todo el día, mis abuelos no tenían tele, solo una radio. Tele si no recuerdo mal, solo había en el bar y alomejor en alguna casa de algun “rico del pueblo”.

Ni agua corriente. No es que ellos no tuvieran, es que no tenía nadie.Había que ir con cubos ( haciendo varios viajes ) a la fuente que había en la plaza del pueblo para coger el agua que serviría para lavar la ropa y fregar los platos ya que este agua, decían, no se podía beber porque tenía sanguijuelas. Para beber tenía unas tinajas, o había casas que tenían un aljibe, donde se recogía el agua de lluvia, que era la que bebiamos.


Tampoco había cuarto de baño, en aquella época alomejor solo una o dos casas en el pueblo lo tenían, y eso era un lujazo. Asi que había que ir a hacer tus necesidades al corral que estaba un poco apartadito de la casa y al cual a veces llegabas corriendo.


Todo esto que me viene a la memoria, y con lo que fui tan feliz, me parece impensable hoy en día. No han pasado tantos años y sin embargo no creo que a ningun niño de 12, 14 años a día de hoy le hiciera la misma gracia que me hacia a mi ir al corral por ejemplo.


La vida ha cambiado mucho ( ¿para mejor? ) , no voy a entrar a discutir eso, solo se que yo sigo yendo cada año al pueblo y todo es diferente...

Mis abuelos hace años que murieron y mis padres tambien. La casa se reformó y ahora es nueva, ( con su cuarto de baño y todo ajjajaj ) Las eras me parecen más pequeñas y los caminos más solitarios.

A veces me invade una profunda tristeza por los que ya no estan y a la vez una profunda alegría de saber que cada año puedo seguir yendo al lugar donde estan la mayor parte de mis raices. Y que mi madre y mis abuelos, que seguro que me ven, estaran felices de ver que yo soy feliz volviendo al sitio donde pase una buena parte de mi infancia.


Mi abuela, como la mayoría de abuelas de pueblo, era una maestra del reciclaje. No se si por necesidad o por vocación. No había nada a lo que no pudiera darle uso. Y mi abuelo un manitas que todo lo arreglaba. Vaya par!!
Entre las mil y una cosas que hacía: conservas, ganchillo, pan, reposteria, embutidos etc etc, tambien hacía JABON.


Durante años vi por la casa aquellos trozos irregulares y amarillentos con un olor maravilloso, que ejercían sobre mi una especie de atracción especial. Eran como imanes, me gustaba el tacto que tenían al cogerlos, y el olor y la suavidad que dejaban en mi ropa recien lavada.

Cada año cuando volvía era como si estuvieran allí esperándome. Habían trozos nuevos que compartían estancia con los más amarillentos y viejos. Pero todos tenían la misma suavidad y el mismo olor.


Sin embargo, nunca vi a mi abuela hacerlos y eso aun hacía que la atracción y el misterio hacia ellos fuera mayor.


Durante muchos años llevé esa imagen grabada en mi retina y pasaron muchos más hasta que me decidí a intentar hacerlo. Pregunté dentro de mi ignorancia a mucha gente como se hacía y unos me daban los ingredientes pero no las cantidades ni el tiempo que se tardaba en hacerlo. Otros me decían que si en frio, otros que si en caliente, otros que si primero la sosa y después el agua, otros que al revés etc. Me estaba volviendo loca.

Así que por fin me decidí a probar.

Y me quedó tan bien!!!

El mismo olor, el mismo color y sobre todo aquellos recuerdos...... Por fin me había quitado la espinita que llevaba clavada.


Desde esa “primera vez” deben de haber pasado 2 años y desde entonces en mi casa no se lava la ropa con otra cosa que no sea el jabón de mi abuela Paula. Este fin de semana he hecho un poquito. Aqui os dejo unas fotos.


Con el tiempo, la curiosidad me ha llevado a adentrarme en el mundo de los jabones. Así que he decidido dar un paso más y probar a elaborar jabones artesanales con diferentes ingredientes.

Despacito y poco a poco como hice la primera vez voy a empezar esta nueva andadura que me hace mucha ilusión y que se la dedico( como no) a mi abuela, a mi madre ( su hija ) y a Jose y Marina ( mi marido y mi hija ) que cada vez que les digo que tengo una idea....... pobres, jajaja.

Espero que compartais conmigo esta experiencia y que juntos aprendamos muchas cosas y enseñemos lo que sabemos.

lunes, 30 de septiembre de 2013

29 de Septiembre Dia Internacional del Corazón y de las Tapas.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=416007095193777&set=a.195243543936801.39678.161803537280802&type=1&theater



Lo que resulta un poquito complicado es que a la vez que se celebra el Día Mundial del Corazón se celebre el Día Mundial de la Tapa. Jo.... er si es que uno se lo comería todo!!! Esas tapitas que invaden la geografía española de norte a sur. Yo soy de las que comerían de tapas todos los días. Que ricas todas !!! Y que auténticas obras de arte algunas !!! Mmmmmm


http://www.diamundialdelatapa.es/

viernes, 27 de septiembre de 2013

Jabón de canela y naranja ( 2ª edición )

Esta es la segunda vez que hago este jabón, aunque en esta ocasión he usado zumo de naranja e infusión de canela en lugar de agua, canela en polvo y aceites esenciales de naranja y canela, además de aceite de coco que no había utilizado en la otra ocasión. Utilicé un molde de patatas Pringles para darle forma redonda pero no me funcionó muy bien ya que al cortarlo para desmoldarlo, el cartón se había pegado en algunas partes y arrancó un poquito algunos trozos de los bordes del jabón. Pero por lo demás, tiene muy buen olor, mucho mejor que el anterior y como no todas las propiedades de la canela y vitamina C de la naranja.
Os dejo el enlace del primero que hice por si quereis cotillear jajaj.

http://losjabonesdepaula.blogspot.com.es/2012/12/jabon-de-naranja-y-canela.html
 














miércoles, 25 de septiembre de 2013

Mostrador

No se si he escrito alguna vez sobre esto, aunque muchas veces lo he pensado. Como un mostrador de una tienda, una barra de bar, una caja de un supermercado o cualquier pequeña separación física entre dos personas hace que su actitud sea diferente a si ese mostrador, barra etc no existieran. 
Es como si esa barrera de repente diera la suficiente confianza como para contarle tu vida a un desconocido y después marcharte como si nada hubiera pasado, como si te hubieras ido a confensar ( que antigua soy, yo creo que ya nadie se va a confensar no? corregidme si me equivoco ) pues eso, como si te hubieras ido a confesar y el secreto de confesión quedara ahí dentro para siempre. 
Así personas que cada día pasan delante de ti por ese mostrador te van contando a veces sin contar, lo solas que se sienten, lo desgraciadas que son, lo triste que es su vida y las cosas que les preocupan, no se si porque no tienen a quien contárselo o porque prefieren no hacerlo. Solo se que probablemente si ese mostrador no existiera no te lo contarian.
He aprendido que escuchar, incluso atreverme a preguntar sobre lo que me cuentan les hace sentirse bien. Si eso las hace felices, me siento afortunada de estar " al otro lado del mostrador ".
Buenas noches a tod@s !!! 






sábado, 21 de septiembre de 2013

Sin memoria. 21 de Septiembre Día mundial del alzheimer.

Mi madre tenía alzheimer, murió muy joven con 68 años. Ya no conocía a nadie ni se podía valer por si misma.

Cuando empezó a tener fallos de memoria yo no lo podía entender, no podía entender que no se acordara si había hecho una cosa o no, me ponía de mal humor y le decía: pero como es posible que no te acuerdes? .

Luego los fallos de memoria se fueron haciendo cada vez más grandes, la desorientación, no saber que día era ni donde estaba, ni si era de noche o de día, ni saber quien era yo muchas veces o llamarme por el nombre de mi tia.

Y poco a poco mi mal humor se fue convirtiendo en cariño, en hablar con ella y en estar a su lado. No se si lo hice bien o no, aunque me arrepiento de muchas de las cosas que supongo que no supe hacer en su momento, intenté hacerlo lo mejor que pude, debido a las circunstancias de mi vida en ese entonces.

Nunca olvidaré sus ojos, que me miraban y no me conocían, o alomejor si, no lo sé. Solo se que es tan triste ver que ya no eres tu..... que no tienes memoria....

Cuando ella murió, sentí que una parte de mi memoria tambien había muerto y que no iba a haber nadie más que me recordara cosas de mi infancia o de mi vida. Gracias a Dios mi hermano, al que quiero con locura se encarga de recordarme cosas que sin él quedarían en el olvido.

Hacen falta más ayudas para que algún día estas y otras enfermedades tengan cura.




martes, 17 de septiembre de 2013

Jabón de tomillo, romero y salvia

Siempre cuento esta historia porque me encanta, al igual que me encantan todos los jabones hechos con hierbas o plantas medicinales. Creo en las propiedades de las hierbas y creo que si una infusión de manzanilla te quita un malestar estomacal o hacer gárgaras con tomillo te cura unas anginas ( comprobado en mi hija ) aplicadas en la piel, las plantas hacen maravillas.
Esta es la historia:

La Salvia, junto con el Tomillo, el Romero y el Espliego , ha formado parte tradicionalmente de lo que se conoce como " El vinagre de los cuatro ladrones ".
Se cuenta que cuatro ladrones son cogidos en Toulouse mientras saqueaban las casas de los vecinos afectados por la peste. Se les condena a muerte pero se les ofrece la posibilidad de salvarse si explican cual es su secreto para sobrevivir entre la peste sin contagiarse.
Su secreto era macerar las cuatro plantas en vinagre y frotarse luego todo el cuerpo.
Es leyenda ? Es verdad ? Pues seguramente si.

Este jabón está hecho con un oleato en Aceite de Oliva Virgen Extra de las tres hierbas, Aceite de Coco, infusión de las tres hierbas en sustitución del agua, aceite esencial de las tres hierbas y las hierbas picadas en la traza.

Me encanta !!!


Bueno, pues no hay manera no puedo subir las fotos, os las dejo en :

https://www.facebook.com/LosJabonesDePaula















martes, 10 de septiembre de 2013

Inspiración

Pues sí, ya estamos casi a mitad de septiembre. Con el ha llegado la lluvia y empieza a refrescar por las mañanas (concretamente hoy que me he levantado a las 6 para ir a trabajar).

Nunca me ha gustado septiembre.

 El verano es..... no se, como con más color, como con más luz, como con más alegría y aunque el invierno tambien me gusta creo que la transición agosto-septiembre me da un bajón y me deprime bastante.

 Siempre ha sido así desde hace años, no es nada nuevo. Los días son más cortos y parece que a la gente se le haya ido el moreno de golpe jajaj.

 No se, es una sensación rara, como si de repente nada hubiera existido, como si todo hubiera sido un sueño. Mirar la playa y ver que donde ayer habían toallas, sombrillas y niños corriendo ahora no hay nada. Es probable que para las personas que viven en ciudades más grandes el cambio se note menos, pero para mi que vivo en la costa, en una zona turística y veo el mar cada día el cambio es mucho.

 Tambien recuerdo cuando era pequeña y despues de haber estado 3 meses de vacaciones en el pueblo con mis abuelos volvía a casa. Recuerdo cada detalle, como todos los vecinos salían a despedirse y te decían: ala hermosa, hasta el año que viene si Dios quiere, como el coche atravesaba la plaza del pueblo mientras la gente te miraba, como prometías escribir a tus amigos y como si el viaje duraba 10 horas yo me pasaba 8 llorando .

 En fin... buenos recuerdos. Os dejo una foto de como me siento hoy, sin inspiración ninguna con la libreta abierta pero nada que contar ( de jabones, me refiero ) que por lo demás vaya rollo os he soltado jaaj.

Si aún queda alguien por aquí leyendo buenas tardes a tod@s !!!!





jueves, 5 de septiembre de 2013

Tienda

Estos son mis jabones.

En cada uno de ellos hay un poquito de mi corazón y un trocito de mi.

Ya os he contado muchas veces que hacer jabón me hace féliz, me relaja, me desconecta del mundo y disfruto como una enana y aunque ultimamente no tengo mucho tiempo debido a mi trabajo ( para l@s que no lo sepais trabajo en un supermercado ) procuro sacar un poquito para dedicarlo a hacer o a escribir alguna cosilla por aquí.

A lo largo de este tiempo he ido leyendo, llenándome de información y aprendiendo cada vez más sobre los misterios y entresijos de la elaboración de jabones, y aunque mi fórmula sigue siendo tan sencilla como al principio, siempre ando buscando que dentro de la sencillez, sea mejor y que los ingredientes que les añado aporten los máximos beneficios a los diferentes tipos de piel .

Así que, animada por mucha gente que ha ido viendo la evolución de mis jabones, que han sido mis conejillos de indias, y que me han ido diciendo: este es más cremoso que aquel, este olor es genial, este hace más espuma, este como exfoliante funciona. Pues como decía, gracias a todos ellos y a la oportunidad que ARTESANUM da a los artesanos para que puedan exponer sus productos, he abierto una pequeña tienda on-line.

Esta tienda lleva una parte de mi infancia.

Paula era mi abuela.

El olor de sus jabones me llevaron a aprender a hacerlos.... el resto de mi historia ya la sabeis.

Aún faltan cosillas pero espero que os guste !!